Gastronomía

Nuestra gastronomía  más tradicional se caracteriza por ser una cocina sencilla ,cuyas viandas están especialmente representadas por el cerdo, el cordero, el cabrito o el pollo.

Existen  productos silvestres como los espárragos, los cardillos, y la afamada criadilla de tierra.  Destacan también las sopas de tomate adornadas  con uvas, higos o aceitunas, las sopas de cocido, las de ajo, o las de arroz, los papones, el ajo-patata, la ensalada de naranjas y aceitunas, y las legumbres, son junto con las famosas migas extremeñas los primeros platos más comunes de nuestra gastronomía. En los veranos destacan los platos fríos:  gazpachos, ensaladas de tomate, ajo blanco de poleo, zorongollos, etc.

Entre  los pescados de río,  son utilizados con mucho acierto: la trucha, la sabrosa tenca de las charcas, así como las ranas, el barbo, y toda la inmensa variedad de los peces de los cursos tranquilos de los ríos extremeños, ofrecen una amplia gama gastronómica como el moje de peces, o el escabeche.

Las rosas o los buñuelos de miel son dos de los postres estrella. También encontramos otros dulces como los pestiños, los buñuelos de azúcar, las pringás, las roscas, los bollos de chicharrones, el arroz con leche...

Debemos hacer una obligada referencia a los quesos y los productos de chacina de nuestra tierra; los quesos de cabra o de  oveja, en aceite o con pimentón, los chorizos blancos, rojos, los salchichones, los lomos ibéricos, el jamón serrano, las morcillas patateras, de kiko o de calabaza.